HUELLA DE CARBONO

Qué son las criptomonedas ecológicas y por qué son una revolución

El minado de criptomonedas es un proceso que habitualmente implica un elevado consumo energético. (Foto: Envato)
El minado de criptomonedas es un proceso que habitualmente implica un elevado consumo energético. (Foto: Envato)
Las criptomonedas ecológicas se están levantando como una nueva manera de invertir y generar ingresos de gran calibre. Cuentan con un ecosistema innovador.
El mercado de los criptoactivos continúa evolucionando, siendo cada vez más común encontrar proyectos totalmente innovadores. A raíz de ello, las criptomonedas ecológicas se están levantando como una nueva manera de invertir y generar ingresos de gran calibre.

Pero, ¿qué son realmente las criptomonedas ecológicas? Con el objetivo de minimizar la huella de carbono asociada a las primeras monedas digitales, se han desarrollado modelos alternativos con un bajo impacto medioambiental: las denominadas criptomonedas ecológicas.

Se calcula que solamente el negocio del Bitcoin tiene un consumo eléctrico anual de más de 198 teravatios-hora (TWh), comparable al de países como Tailandia. Un uso electrointensivo que se traduce en casi 95 millones de toneladas de CO2 anuales, equiparable a las emisiones de naciones como Nigeria, de acuerdo con el Índice de Consumo de Energía de Bitcoin de Digiconomist.

Estos datos al alza los ratifican otros estudios como el de la Escuela de Negocios Judge de la Universidad de Cambridge, y sobre ellos centró el foco mediático el CEO de Tesla, Elon Musk, al anunciar en mayo de 2021 que su compañía de automóviles eléctricos ya no aceptará bitcoin como pago.

La causa principal es un sistema de minado o mecanismo de consenso poco eficiente, conocido como Proof-of-Work (PoW) o Prueba de Trabajo. Para verificar las transacciones dentro de su estructura descentralizada, Bitcoin requiere que las computadoras dedicadas a minar criptomonedas resuelvan problemas matemáticos cada vez más complejos. Muchos mineros compiten simultáneamente para ver quién logra certificar primero una transacción y, como recompensa, obtener un pago en forma de bitcoins.

La minería previa funciona de manera similar a las monedas fiduciarias o las acciones de una empresa: una autoridad central crea una cantidad determinada del bien en cuestión, en este caso criptomonedas, y lo va poniendo en circulación según el contexto global y de su negocio.

En estos sistemas las transacciones siguen siendo verificadas por una red descentralizada de mineros antes de agregarse al registro de blockchain, si bien los usuarios involucrados en la transacción pueden tener que pagarles una pequeña tarifa para compensar ese trabajo.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS