PROPIEDAD GLOBAL

Las criptomonedas, una nueva forma de entender la economía

Las criptomonedas, y más concretamente el bitcoin, son propiedad global, no pertenece a ningún ente. (Foto: Pixabay)
Las criptomonedas, y más concretamente el bitcoin, son propiedad global, no pertenece a ningún ente. (Foto: Pixabay)
El blockchain, una modalidad de criptografía en la que se basan la gran mayoría de criptomonedas actuales, es la que permite su seguridad y confianza en las transacciones y registros digitales.
El dinero tradicional que todos conocemos es muchas veces víctima de la inflación o deflación, ya que intervienen diferentes entidades en su funcionamiento como bancos, gobiernos o Estados en general. Con el auge de la tecnología en este milenio, no es de extrañar que surjan nuevas formas de tratar y entender a la economía. Muchos afirman incluso que ya era hora de que el dinero dejara de entenderse exclusivamente como dependiente de un Estado nacional o un grupo de ellos.

Las criptomonedas han surgido como una alternativa bastante acertada e ideal. Al ser descentralizadas y dependientes, es solo de los usuarios que la manejan. También, son libres de sufrir los problemas comunes de las monedas nacionales. Además, permiten transacciones más eficientes y modelan una economía que permite el desarrollo integral de las personas. La extensión de su uso supondría un nuevo futuro.

Al ser la economía del mañana, muchas personas se han atrevido a invertir en criptomonedas por primera vez, actividad que según Gananci es bastante sencilla, y han logrado excelentes resultados. Ya muchos países latinoamericanos han demostrado que las criptomonedas pueden ser una muy buena alternativa para mejorar sus economías y muchos expertos pronostican que el interés en esta modalidad se expanda por todo el mundo.

El blockchain y su poder

Para poder entender como funcionan las criptomonedas, hay que tener claro cómo funcionan. El blockchain, una modalidad de criptografía en la que se basan la gran mayoría de criptomonedas actuales, es la que permite su seguridad y confianza en las transacciones y registros digitales.

En Málaga, durante un Foro de la Nueva Economía y la Innovación Social (NESI), el experto Brett Scott explicó que el blockchain hace posible “pasar de tener intermediarios privados para controlar bases de datos privadas a tener una red pública de personas que mantienen una base de datos común”.

También afirmó que “se podría mandar un mensaje a esta red y decir que quiero mover dinero de mi cuenta en esta base común a la cuenta de otra persona en la misma, pero en lugar de contactar a un banco, contacto a esta especie de red distribuida”.

Beneficios sobre la libertad económica

Las criptomonedas, y más concretamente el bitcoin, son propiedad global pues no pertenece a ningún ente. Eso implica que pueden usarse en cualquier país sin limitaciones políticas o geográficas. Tampoco se pueden generar deudas con ellas, pues no depende de ningún banco central y esto permite que esté libre de regulaciones que deciden sobre el valor que deba tener en momentos determinados.

Como ventaja extra, hay que destacar que estas monedas no pueden ser falsificadas y su límite de emisión garantiza su valor, pues no se podrá crear más monedas de las estipuladas con el fin de que disminuya su valor. Esto representa una garantía para quienes quieran utilizar bitcoin para preservar sus ahorros, pues en un banco corren el riesgo de que, a la larga, pierda su valor.

Menos comisiones en los trámites

Bitcoin representa una moneda mucho más económica. Cuando se realiza algún tipo de transacción, el costo es muy inferior en comparación a las transferencias tradicionales con tarjetas de crédito o PayPal.

Esto se debe a que no existen intermediarios no deseados que aumentan los costes. Cabe mencionar que esta moneda puede utilizarse en cualquier día y hora, sin importar que sea un día festivo, permitiendo transacciones en tiempo real.

Especulación detrás de criptomonedas

A pesar de que criptomonedas como Bitcoin, durante sus años de vida se ha asociado a fuertes iniciativas de desarrollo, ha sido vinculada también a actividades especulativas y hasta criminales gracias a que se puede operar sin mostrar la verdadera identidad, por lo que muchas acciones pueden quedar impunes.

El anonimato que conlleva ha cuestionado más de una vez los beneficios del Bitcoin y demás criptomonedas y han generado mucha controversia. Así como un usuario cualquiera no puede ser identificado y eso permite una mayor libertad, los delincuentes podrían aprovechar esta característica para realizar transacciones económicas y pasar desapercibidos.

En un informe para el Instituto de Investigación de las Naciones Unidas para el Desarrollo Social (UNRISD), Scott sugirió que, aunque las criptomonedas representen un potencial importante, el impacto a nivel social que pueda acarrear consecuencia según el uso que se le proporcione.

Por último, otra preocupación que conlleva esta característica es que los gobiernos temen que a causa de ese anonimato, se incurra en fraudes y que se evadan impuestos, por lo que constantemente existen amenazas de regulación sobre estas divisas. 
 

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.
Twitter: @edigomben

Comparte esta noticia

COMENTARIOS