NO TODAS SON FIABLES

Criptomonedas: el peligro de querer ganar dinero fácil y rápido

Las criptomonedas emulan el dinero en metálico que es imposible de rastrear. (Foto: Envato)
Las criptomonedas emulan el dinero en metálico que es imposible de rastrear. (Foto: Envato)
A nivel mundial, las monedas virtuales se han convertido en un reclamo para gente corriente y estafadores, que buscan sacar rentabilidad de la necesidad de la población.
Fue el pasado enero cuando saltaron todas las alarmas. Ocurrió en Alicante. Un grupo estafó siete millones de euros prometiendo a sus víctimas grandes beneficios por invertir en Bitcoin. Sin embargo, nada de ese dinero llegó a sus bolsillos. En este caso, los estafadores se hicieron con su dinero y se esfumaron. 

No es el primer ni último engaño relacionado con criptomonedas. Estas monedas virtuales o criptodivisas se han convertido en un fenómeno de gran interés para todos, y para muchos criminales que las usan para intentar sacar rentabilidad a costa de otros. 

Cabe recordar que el anonimato es el principal problema en este caso. No aparecen en bancos ni dan sus datos a Hacienda por lo que son muy fáciles de ocultar y blanquear. Sin embargo, los defensores de estas divisas argumentan que existe una campaña orquestada por las instituciones que no ven nada estable el uso de este tipo de monedas. 

"Lo que subyace de estas críticas es un interés en mantener el monopolio en la creación de monedas. El dólar estadounidense y el euro son las monedas con las que se cometen la mayoría de actividades ilegales, y a nadie se le ocurre demonizarlos. La moneda es una herramienta. No hay que confundirla con el uso que se hace de ella", indicó, el economista Daniel Lacalle.

"Hay muchos países en los que la devaluación anual de su moneda alcanza el 25 o 30%. Dígale usted a esos países que el Bitcoin, y no su moneda, es inseguro", indicó.

Además de aquellos que intentan aprovecharse del auge del Bitcoin, también existen otras actividades parecidas vinculadas a este tipo de monedas. Es el caso de ransomware, o el robo de datos en ordenadores. Se trata de un método que actualmente cuenta con grandes seguidores incluso para algunos secuestros puesto que incluso llegan a solicitar el rescate en este tipo de criptomonedas. 

"Prefieren no correr el riesgo, el valor de las criptomonedas es demasiado variable y su objetivo final es transformarlo en cash", indicó el el jefe de operaciones de la Unidad de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil, Óscar de la Cruz, se muestra escéptico de que los criminales opten por otras menos conocidas.

"Al final, las criptomonedas emulan el dinero en metálico que es imposible de rastrear. Si tú pagas a un mercenario en mano, ese dinero no se puede rastrear. Las criptomonedas permiten hacer lo mismo, pero desde tu casa con un ordenador, por Internet",  indicó el experto. Incluso, este tipo de criptomonedas llega a favorecer la delincuencia internacional ya que facilita el tráfico de dinero negro entre países. 


 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS