PROTECCIÓN Y SEGURIDAD

El boom de las criptomonedas: ¿es realmente seguro invertir en ellas?

Las criptomonedas  han revolucionado el mercado de las finanzas. (Foto: Marta Branco / Pexels)
Las criptomonedas han revolucionado el mercado de las finanzas. (Foto: Marta Branco / Pexels)
Desde el año 2002 el mundo de las monedas virtuales ha revolucionado el mercado de las finanzas. Esto ha provocado que muchos ciberdelincuentes se las ingenien para infiltrarse.
Las criptomonedas, también conocidas como criptodivisas o monedas virtuales, han revolucionado el mercado. Su rápido crecimiento también ha hecho que muchos usuarios cuestionen su ciberseguridad. Como bien es sabido, a medida que el mundo de las monedas virtuales crece, los ciberdelincuentes se las ingenian para poder dar un golpe y hacerse con ellas.



Por ello, y por otras cuestiones, muchos de los novatos que se interesan en el mundo de las criptodivisas dan sus primeros pasos con una cuestión rondando en sus cabezas: ¿Son realmente seguras las criptomonedas? Para comprender mejor los riesgos que conllevan, hay que ver cuáles son los elementos que conforman una moneda digital y, por ende, sus vulnerabilidades.

En este aspecto, aparecen los tokens, también conocidos como fichas. Son parecidos a las monedas, pero tienen una gran diferencia y es que, en lugar de emitirse por una autoridad legal, tienen un uso mucho más limitado y no es de curso legal. En este caso, todas las monedas virtuales son tokens. Los ciberdelincuentes podrían ingeniárselas para modificarlas y utilizarlas para propagar un malware entre ordenadores.

Es ahí donde entran en juego los Blockchain, que funcionan como si fueran una cámara acorazada de un banco, en el que almacena tokens, al mismo tiempo que apunta cada registro de las transacciones que se realizan. Es un sistema que cuenta con copias de código y de datos en muchos de sus terminales conectados a través de una amplia red. Para poder robar tokens o alterar el sistema de Blockchain, los delincuentes deberían comprometer cientos o miles de ordenador a la vez. Y eso no es una tarea sencilla.

También hay que tener en cuenta que minar bitcoins es un proceso largo y de un gran coste, lo que podría provocar que los ciberdelincuentes lleguen a instalar botnets (conjunto de robots que se ejecutan de manera automática) en redes corporativas con muchos ordenadores para que lo hagan por ellos. Esto es sumamente arriesgado y tendrían que tener una gran capacidad para poder llevarlo a cabo.

Para evitar el robo de criptomonedas, es importante que las empresas formen a sus trabajadores en materias de seguridad, de tal manera que puedan detectar los emails y archivos que puedan contener algún malware. También es importante que los usuarios interesados en el mundo de las monedas virtuales, tomen precauciones, es decir, tengan un antivirus instalado y un software que les avise de amenazas móviles.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS