SEGURIDAD ABSOLUTA

Blockchain, cuando su uso no está limitado a las criptomonedas

¿Qué usos puede tener el Blockchain fuera de las criptomonedas?. (Foto: André Franois McKenzie / Unplash)
¿Qué usos puede tener el Blockchain fuera de las criptomonedas?. (Foto: André Franois McKenzie / Unplash)
Todos hemos oído hablar de las cadenas de bloques que tienen un importante papel en las transacciones de monedas virtuales, pero, ¿qué más pueden llegar a tener?
Blockchain, también conocido como cadena de bloques, es una de las más interesantes tecnologías del mercado en la actualidad y el pilar fundamental por el que corren las monedas virtuales. Blockchain tiene el potencial de transformar multitud de industrias, así como la capacidad de hacer que los procesos sean más eficientes, transparentes y seguros.

La prestigiosa revista The Economist la define como una base de datos distribuida que mantiene el registro total de las operaciones y transacciones llevadas a cabo. Sería algo así como un libro de cuentas en el que queda registrado todo. En 2009 Satoshi Nakamoto la puso en práctica por primera vez y desde entonces su funcionamiento no ha parado.

Como particularidad, cabe recordar que Blockchain está descentralizado, es decir, ninguna persona o compañía controla la entrada de datos. Sin embargo, el conjunto de las cadenas de bloque se verifica constantemente por cada ordenador de red. Aunque su uso está vinculado al del Bitcoin, lo cierto es que gran variedad de industrias la usan.

Por ejemplo, en el ámbito de la Sanidad. El uso de firmas digitales en datos basado en Blockchain puede ayudar a controlar la disponibilidad de historiales médicos. Dada la dificultad de hackear y alterar el sistema de encriptado de la información, la cadena en bloques permitirá que el historial médico de los pacientes posea mayor privacidad y seguridad. Acceder a esa red de transacciones por parte de terceros sin acceso resultará, prácticamente, impensable.

Una de las principales problemáticas asociadas a la firma de contratos es la posible manipulación de documentos. Estos temores se disipan al incorporar el Blockchain en la ecuación, ya que la información que se guarda en la cadena de bloques no se puede alterar de ninguna forma. Y no solo eso, se podrá guardar información sensible de forma segura y encriptada.

Asegurar la identidad de la propiedad física y los envíos va a generar una gran oportunidad de negocio durante la próxima década, ya que la incorporación de soluciones de alto valor con componentes Blockchain en las cadenas de suministro logístico y las industrias reguladas, como puede ser la energía, los productos farmacéuticos y la cadena de frío. Así, Bosch, Cisco y muchas otras empresas quisieron crear un consorcio para llevar el Blockchain a los dispositivos conectados que se empleen en la logística o la energía.

Otro de los supuestos empleos que va a llevar consigo son las declaraciones de impuestos. Una de las posibilidades secundarias del blockchain es poder automatizar todas las tareas fiscales, evitando de paso los errores humanos, gracias a que Hacienda podrá tener acceso a nuestros datos financieros y actuar en consecuencia.


 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS